Que ver en París

Que ver en irlanda Indice
Hoy en esta guía estaremos visitando, desde MyInternationalPassport.com,  París; ciudad que ofrece a sus turistas una experiencia única por ser “la ciudad del amor, la luz y la moda” y también por su excelente gastronomía que invita a los comensales a disfrutar de la cocina más importantes del mundo ya que cuenta con una amplia variedad de menús para degustar a cualquier hora, brindando un día totalmente lleno de sabor al mejor estilo parisino.

En esta guía te mostraremos todo lo que necesitas conocer antes de visitar Paris, todo sobre su gastronomía, sus lugares de visita y sobre sus formas de llegada y alojamiento. Pero para los viajeros que saben lo que quieren les dejaremos un índice para que vayan directo a donde quieren. 
Primero, lo básico:

En tu viaje a Paris, no solo deberás visitar los sitios más icónicos como la Torre Eiffel, sino que también otros lugares que pueden ser no muy populares entre la mayoría de los turístas pero que definitivamente son los que te dejarán el mejor sabor de la capital francesa. 

El Museo del Louvre, por ejemplo, es otra referencia obligatoria a visitar, es uno de los lugares más visitado del mundo y una cuna importante del arte ya que alberga obras como la Gioconda de Leonardo da Vinci, la Venus de Milo o el Escriba Sentado del antiguo Egipto.

El Montmartre y la Basílica del Sacré-Coeur, son lugares imprescindibles que  visitar en Paris,  guardan un aire bohemio y artístico debido a que pintores de la talla de Picasso y Van Gogh residieron es esa zona. Además destaca también el Place du Tertre, una calle llena de artistas pintando y vendiendo sus cuadros a los turistas. Durante el recorrido hay que hacer un alto en la Basílica Sagrado Corazón, una de las iglesias más visitadas de la capital.

La Catedral de Notre Dame data del año 1272, destaca por su estilo gótico, altura y grandes ventanales que proporcionan un toque de misterio y excentricidad por encontrarse una de sus famosas quimeras o gárgolas y desde donde se puede disfrutar de unas vistas maravillosas de la ciudad, luego de subir 387 escalones.

Las Catacumbas de París y la Place Vendome, son dos referencias obligatorias en París por el acervo cultural que proporcionan a sus visitantes y por las maravillosas fotografías que conservaran como recuerdo de estos lugares.

Antes o después de estos recorridos por la ciudad, es hora de detenerse a degustar lo que la gastronomía francesa tiene para ofrecer a sus turistas, desde un sencillo, cómodo, rápido y económico crossaint para desayunar, pasando por un plato de carne con patatas fritas  y  terminando el día con unos Escargots o un delicioso plato de verduras salteadas conocido como Ratatouille.

París ofrece más de 3.500 variedades de panes a sus comensales, una clásica Soupe a L’Oignon o sopa de cebolla, un suculento pato a la naranja, un Coq au vin o pollo al vino, los famosos y conocidos omelettes rellenos con jamón, queso, champiñones y otros ingredientes y los Tournedos rossinis, cortes de carnes entre 5 y 6 centímetros servidos con licor.

Para los amantes del queso está la exquisita fondue y la fromage que se sirve después del planto principal y antes del postre y consta de una amplia gama de deliciosos quesos, como: camembert, brie, roquefort, boursin y el vieux Boulogne, es sin duda algo que hacer en Paris.

Para los que aman el dulce sabor de la vida París ofrece el pain et confiture que son baguettes abiertos por la mitad a los que se le unta mermelada y mantequilla; los petits fours, son pasteles pequeños con un tipo de merengue y las deliciosas crepes de chocolate que llenan el paladar de sabor.

Debes saber que París no es una ciudad económica para comer, sin embargo ofrece diversas opciones para quienes la visitan, lugares como el barrio latino ofrecen una de las elecciones más rentables a la hora de saborear los más deliciosos platillos.

En tu viaje a París no dejes de probar el infinito sabor que te ofrece la gastronomía francesa.

Ahora si, vayamos a la lista completa de cosas que hacer en París:

Qué ver París

Torre Eiffel

La torre cuenta con una construcción de hierro de 300 metros.

Esta torre lleva el apellido de su creador, el arquitecto Gusyave Eiffel y se construyó en un período de dos años con apenas 250 obreros.

​La torre Eiffel fue construida en el año de 1899 para ser mostrada en la Exposición Universal e inmediatamente se convirtió en el símbolo de la ciudad. 

Esta torre no siempre fue lo que hoy en día es. Al momento de presentarla oficialmente, muchos artistas la consideraron como una verdadera obra monstruosa inicialmente por su enorme tamaño, incluso, se llegó a considerar la terrible idea de derrumbarla una vez se terminara de presentar en la exposición, por suerte esta idea no llegó jamás a puerto seguro.

La Torre Eiffel tuvo además de un valor turístico, un valor histórico en la Segunda Guerra Mundial, ya que esta tuvo una utilidad como antena de radiodifusión en las transmisiones, dando lugar a que los aliados tuviesen excelente cobertura y dándole a la torre un sitial de honor en plena guerra.

Más de seis millones de personas la visitan anualmente.

El mayor atractivo de esta torre es poder subir hasta su cima.

Puede subirse mediante dos vías: por ascensor y por escaleras. Se trata de una torre de 1665 escalones, por lo que generalmente se usan los elevadores.

Recomendamos llegar a esta torre muy temprano para poder evitarse de las grandes filas o en la noche para poder así ver toda las luces que acompañan a la ciudad.

Esta se encuentra abierta generalmente desde las 9:00 a.m. hasta las 11:45 p.m. y tiene un coste de 16 euros para adultos y 6,30 para niños.

Arco del Triunfo

Junto a la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo representa el máximo monumento de la ciudad de París y tiene un enorme valor histórico para la humanidad dado que se hizo para conmemorar y celebrar a la victoria del ejército francés comandados por Napoleón Bonaparte.

Este cuenta con una gran altura de 50 metros de alto y es sinónimo de historia pura. Este arco tuvo una enorme duración de construcción de treinta años, fue mandado a construir especialmente por Napoleón en el año de 1806.

Logró soportar 2 guerras mundiales y pueden decir orgullosos los franceses que se mantiene intacta ante el paso de los años.

La base del Arco del Triunfo es misteriosa, ya que aquí se encuentra la Tumba del Soldado Desconocido que fue hecha para el año de 1921 y logra representar a los franceses muertos durante la primera Guerra Mundial que lastimosamente jamás lograron identificar.

En sus cuatro pilares, se encuentra una gran cantidad de nombres de los soldados que vencieron en el ejército de Napoleón, además de una cifra de 558 generales de alto rango franceses.  

Pueden claramente visualizarse las principales avenidas de París y observar por ejemplo a los Campos Elíseos. Para lograr esta subida se hace necesario pagar la entrada y subir los 226 escalones que se encuentran desde el suelo hacia la terraza.

Dentro se puede disfrutar de un pequeño museo y detalles técnicos sobre la construcción de este arco.

Se puede ingresar a ella desde el 1 de abril hasta el 30 de septiembre desde las 10:00 a.m. hasta las 11:00 p.m. y desde el 1 de octubre hasta el 31 de marzo desde las 10:00 a.m. hasta las 10:30 p.m. teniendo un precio para adultos de 12 euros y para menores de edad la entrada es totalmente gratuita.

Notre Dame

La catedral de Notre Dame es otro de los monumentos más visitados por los turistas y parisinos; es una de las catedrales de estilo gótico más antiguas del mundo y una de las más visitadas.

Esta catedral fue hecha en honor a la Virgen María y fue construida entre los años de 1163 y 1245.

Esta catedral tiene una data bastante amplia puesto que a sus espaldas tiene más de ocho siglos de historia plena y viva. Esta, por el paso del tiempo, ha sido reconstruida en varias ocasiones, pero la más importante data del siglo XIX añadiendo árboles, esculturas y rediseñando las capillas.

Igualmente no sólo destaca como centro histórico, sino que también ha sido testigo de importantes acontecimientos tales como la coronación de Napoleón y la coronación de Enrique VI de Inglaterra. 

Esta iglesia cuenta con una facha exterior bastante grandiosa en la cual se pueden observar claramente dos torres que superan los 69 metros altura, lo que crea vistas impresionantes desde su exterior.

Se recomienda ingresar muy temprano hacia sus alrededores ya que suele contar con filas muy largas de visitantes diariamente.

Esta catedral puede visitarse de los lunes hasta los viernes desde las 8:00 a.m. hasta las 6:45 p.m. y los sábados y domingos desde las 8:00 a.m. hasta las 7:15 p.m. teniendo un coste de entrada para los adultos de 8,50 euros y para menores de 18 años la entrada es gratuita.

Museo de Louvre

Es el museo más popular del mundo y el más importante de Francia. Fue fundado en el siglo XVIII y en sus instalaciones cuenta con colecciones de la monarquía francesa además de famosas expoliaciones que se dieron cita durante la época de Napoleón Bonaparte.

Este museo abrió sus puertas al público en el año de 1793 y desde entonces no ha parado de exponer cientos y cientos de exposiciones. 


Este museo se encuentra en el Palacio de Louvre, que a su vez fue construido en el siglo XII y que cuenta con varias restauraciones históricas en su haber.

Este museo fue residencia de los monarcas Felipe II y Carlos V.

El edificio cuenta con una extensión de 160.000 metros cuadrados para ser uno de los más grandes que existen en el mundo. Entre las ampliaciones más importantes que ha sufrido se encuentra la del año de 1989 en donde se logró construir una pirámide de cristal para darle un lavado de cara magistral a este museo que por entonces padecía de cierta monotonía frente a las tendencias modernas.

En total, este museo cuenta con una colección de 300.000 obras. Entre las pinturas más destacadas de este museo tan importante se encuentran La Gioconda de Leonardo Da Vinci, Las Bodas de Caná de Veronés. Los turistas y en especial los entendidos en materia artística podrán darse un festín en el cual pueden incluso estar varios días haciendo recorrido constante a esta pieza histórica.

Se encuentra abierto los lunes, jueves, sábados y domingos de 9:00 a.m. hasta las 6:00 p.m. y los miércoles y viernes desde las 9:00 a.m. hasta las 9:45 p.m. y su precio es de 15 euros para los adultos, este es uno de los mejores planes que hacer en París

Centro Pompidou

Kilmainham Gaol
El Centro Pompidou es otro de los mejores museos que pueden conseguirse en la capital francesa. El museo tiene una de las mejores galerías del arte moderno que pueden conseguirse en todo el mundo, tanto es así que se posiciona en el top 3 tres de mejores museos junto al MoMa de Nueva York o al Tate Modern de Londres.  

Su historia es mucho más reciente que el del Museo de Louvre. Fue fundado en el año de 1977 y se encuentra en uno de los barrios más famosos y antiguos de París. Este museo al ser inaugurado representó un colorido pocas veces visto, ya que cuenta con muchos tubos externos de colores que en su momento llegaban a hacer mucho contraste con todo el gris paisaje y de edificios en general que podían apreciarse en la capital francesa.

Este museo es tan histórico como versátil, ya que no sólo se encarga de presentar obras modernas, sino que también se permite la investigación de distintas obras musicales y acústicas además de tener biblioteca pública.

El centro Pompidou cuenta con un tamaño de 7.500 metros cuadrados que se dividen en seis salas; de estas seis, dos se encargan de las exposiciones de arte moderno que tanto llaman la atención del mundo.

El edificio se encuentra abierto desde los días miércoles hasta los lunes en el horario de 11:00 a.m. hasta las 10:00 p.m... Es por ello que es una de las mejores cosas que hacer en Paris de noche. Tiene un coste de 14 euros para los adultos y gratis para menores de 18 años.

Museo de Orsay 

El museo de Orsay es una variante de mucho interés en la ciudad de París, este se especializa por albergar importantes obras de las artes plásticas que se realizaron en el siglo XIX, y puede considerarse como un puente generacional entre el período en que fue inaugurado el Museo de Louvre y el de Pompidou.

El museo fue inaugurado en 1986 ya que en 1977 se había asomado la idea en las autoridades del querer realizar un nuevo museo en la ciudad. Sin embargo, en la actualidad este museo no ha quitado a la antigua imagen de estación de tren y se pueden observar sus vestigios para hacer un bonito contraste.

Dentro de sus exposiciones, se encuentran pinturas impresionistas y post-impresionistas que se ven combinadas con esculturas además de detalles arquitectónicos.

 El edificio abre de martes a domingos desde las 9:30 a.m. hasta las 6:00 p.m. El precio a pagar para su entrada es de 12 euros para adultos y menores de 18 años gratis.

Jardines de las Tullerías

La estatua Molly Malone
Los Jardínes de las Tullerías tienen el honor de haber sido los primeros jardines públicos con los cuales contó la ciudad de París en su historia.

Estos se encuentran ubicados entre el Museo de Louvre y la Plaza de la Concordia, por lo que se antojan como exquisitos para un largo paseo que cubra toda esta zona; esto los vuelven uno de los más visitados en toda la ciudad además de que cuentan con un encanto sin igual, propio de la ciudad del amor.

En 1564 Se inició la construcción de estos jardines que originalmente formaron parte del Palacio de Tullerías mandado a construir por la caprichosa Catalina de Medicis. Estos tienen una forma y estilo que se asemeja mucho a los jardines o construcciones de la ciudad de Florencia.  

Estos inicialmente tuvieron un carácter privado ya que fueron diseñados para establecer fiestas privadas y de la realeza de la capital francesa. 

Estos jardines tuvieron una época oscura de abandono, sin embargo al construirse el Arco del Triunfo del Carrusel, volvieron al ojo público para poder adornar a los alrededores del Museo de Louvre. Actualmente, estos jardines son una visita excepcional que pueden hacer al llegar a la ciudad de París.

El paseo por estos jardines es espectacular ya que cuentan con esculturas y una gran cantidad de árboles para esparcir completamente a las zonas verdes. Igualmente su céntrica ubicación lo hace una visita segura siempre que se venga a París. Siempre se encuentra abierto al público y obviamente su entrada es gratuita.

Bois de Boulogne

Este es uno de los parques más grandes de Francia, ya que tiene una extensión de 35 kilómetros de vasta extensión de caminos llenos de árboles y flores de distintos tipos, por lo que es una visita fenomenal para los amantes de la naturaleza.

Este se encuentra ubicado al oeste de París y está en la antigua zona en donde se encontraba el bosque de Rouvray hace cientos de años.

Contó con numerosas restauraciones. Sin embargo no fue hasta el año de 1852 que Napoleón III ordenó la construcción directa de un parque en toda la extensión de la palabra y que contaba con muchas zonas verdes y además de muchos tipos de plantas y flores para el deleite de la biodiversidad.

El Bois de Boulogne tiene 846 hectáreas que lo hace por mucho más grande que el Central Park de Nueva York o el Hyde Park de Londres. Ofrece una muy variada vegetación en la cual la mayoría de estos son los setos, igualmente cuenta con largos bastante grandes que se unen por una cascada, una delicia visual para fotógrafos y demás personas. También cuenta con el Jardin d´Acclimatation, que se antoja como una opción familiar gracias a que cuenta con un parque de atracciones para los más pequeños. Es imposible recorrer el parque completo en un día, así que puedes dividir tu visita en diferentes secciones.

Siempre se encuentra abierto al público y es gratuito.

Palacio del Elíseo

El Palacio del Elíseo es una de las casas convertidas en palacio de mayor interés en París ya que es el palacio precidencial francés.

Este está cargado de historia ya que primero perteneció a la marquesa de Pompadour y que posteriormente entregó este recinto a Luis XV. Así pasó esta casa de generación en generación hasta que en el año de 1797 adquirió este nombre con el que todos lo conocen.

Esta sólo se encuentra abierta durante las Jornadas Europea del Patrimonio en donde permanece abierta durante toda la semana y es gratuita por lo que las filas son de gran tamaño.

Palais Royal Paris

Este gran palacio de envergadura real fue creado por el cardinal de Richelieu en el año de 1633 y durante toda su historia la casa entera ha servido para ser visitada por las familias más históricas o prestigiosas de Francia. Desde sus jardines y salones se respira un aire de grandeza como pocos.

Esta gran pieza arquitectónica cuenta con una paz y tranquilidad que la hacen muy atractiva para sentarse y permanecer en silencio observando y admirando su belleza.

Cuenta con un total de 260 columnas octogonales que están pintadas en blanco y negro y son símbolos naturales de París.

Este palacio abre sus puertas desde las 7:00 a.m. hasta generalmente las 22:15 aproximadamente según la época del año y presenta un tour guiado que tiene un coste que puede ir desde los 105 hasta los 140 euros.

Palais Brongniart

Este palacio de gran fachada y como muchos otros monumentos y casas de la ciudad, fue mandado especialmente a construir por Napoleón Bonaparte e inaugurado el 4 de noviembre de 1826 por el Conde de Chabrol. 

El Palais Brongniart iene un significado económico de gran renombre para la ciudad ya que durante casi dos siglos logró albergar a la Bolsa de París.

Este palacio en la actualidad funciona más bien como un museo en el cual se muestran objetos y detalles típicos de la Bolsa de París y vaya que tiene mucho para ofrecer, ya que durante casi dos siglos, se tiene mucho para mostrar.

Este edificio se encuentra abierto todos los días desde las 8:00 a.m. hasta las 8:00 p.m. pero no se encuentra abierto a visitas de público sino para alquileres especiales de eventos.

Sin embargo, no sejes que esto sea un obstáculo, sigue siendo un lugar espectacular para pasar y tomar fotos.

Palacio Nacional de los Inválidos

Igualmente esta es una excelente visita para la que disfrutar del valor histórico e igualmente de la joya arquitectónica en cuestión.

Este es uno de los museos más importantes de París y en donde se encuentra enterrado Napoleón.

Campo de Marte

Esta es una opción bastante tranquila para disfrutar de un bello día en París. El campo de Marte se encuentra prácticamente unido a la Torre Eiffel, quedando cercano igualmente al gran edificio de la Escuela Militar francesa.

Estos jardines inicialmente eran dedicados para el cultivo de hortalizas y legumbres, hasta que posteriormente fue usado como el campo propicio para las maniobras de la Escuela Militar.

Aquí se han llevado numerosos acontecimientos históricos tales como fiestas revolucionarias hasta hechos que ensombrecen un tanto su disposición como la matanza de París en 1791. Sin embargo siguió siendo usado como centro de grandes exposiciones y en los años 1867,1878 y 1889 fue testigo de famosas exposiciones mundiales.  

Es una de las opciones predilectas para concurrir si se desea de una caminata tranquila y sosegada, además de que la Torre Eiffel se encuentra a sus pies, siendo una visita segura al salir del jardín o viceversa.

Mercado de las Flores

¡De nuevo una actividad que hacer en París Gratis!

Ubicado la plaza Louis-Pépine en el distrito 4, es uno de los mercados más populares de toda la ciudad gracias a que cuenta con una extensa variedad de flores espectaculares, arbustos de distintos tipos y plantas de todos los colores y tamaños. Se convierte en una actividad muy placentera para los amantes de la naturaleza.

Los mercados de flores son populares en la ciudad, así que puedes no solo limitarte a este único mercado sino que puedes construir tu propia ruta de las flores.

El Río Sena

¡Otra actividad que hacer en París Gratis!

Esta una de las actividades más sencillas pero al mismo tiempo interesantes de París, es así esta afirmación ya que el caminar en las orillas del Sena observando su hermosura lo convierten en una excelente opción para disfrutar de los atardeceres tan hermosos que ofrece esta ciudad.

Igualmente al terminar de observar al Sena bien se puede comprar alguno de los libros antiguos que se venden en la gran cantidad de kioscos que bordean la calle, estos quiscos se llaman bouquinistes de París.

Mercadillos Parisinos

Los mercados de calle en París son realmente buenos y abundantes. Podemos decirte que son lugares realmente perfectos para que puedas abastecerte de especialidades parisinas, o de algún tipo de suvenir para llevar a nuestra casa y tener un hermoso recuerdo de la ciudad del amor.

Algunos de estos mercadillos son techados y otros al aire libre, aunque debemos decirte que la mayoría de estos lugares están ubicados en espacios solo para peatones, y es algo realmente útil porque puedes disfrutar de un paseo a la vez que observas diferentes elementos sin preocuparte por el ruido de la ciudad.

Hay mercados en París que son menos o algunos que son más turísticos que otros, como es el caso del majestuoso mercado parisino Marché Biologique Raspail que por ser más costoso, eso significa que normalmente suele ser más visitado por artistas famosos, o por personas que simplemente tienen mucho dinero para gastar.

Mercadillos de París más populares y visitados:

  • Marché aux Puces
  • Marché Saxe-Breteuil
  • Marché Bastille y Marché Popincourt
  • Marché Monge
  • Marché les Enfants Rouges
  • Marché Biologique Raspail

Que hacer en Paris: comer platos típicos de Francia

En París, todo lo que respecta a la gastronomía es sinónimo de arte. 

Los mejores cocineros de la ciudad se esmeran día a día para deleitar a su público con los mejores y más únicos manjares, todos estos se elaboran con una importante dedicación y delicadeza para que el resultado de estos platillos sea algo incomparable, por eso es casi imposible resistirse a disfrutar de la gastronomía en Paris.

Entre los principales productos y platos que destacan en la ciudad de Paris tenemos: Vinos, quesos y panes que por lo general, suelen ser el aperitivo infaltable en las mesas de los restaurantes y las casas parisinas.

Sin embargo, la comida francesa es más que eso. A continuación, te mostramos una guía básica para que disfrutes de la gastronomía en París.

La variedad de platos típicos que se pueden comer en esta ciudad es grandiosa, es por ello que te invitamos a degustar de todos ellos:

Coq au vin

Este maravilloso plato, conocido como El Coq au vin es básicamente un típico estofado de pollo acompañado con verduras y un buen vino. Suele tener nabos o cebolla.

Moules frites

Los moules frites, el favorito de todos los amantes del mediterráneo, este platillo está conformado por mejillones cocidos siempre al vapor y servidos con unas patatas fritas. Algunas personas suelen acompañar este plato con cerveza.

Pot au feu Pot au feu

El Pot au feu consiste en carne de buey cocido en un caldo de hortalizas con verduras y cocido en sopa de hortalizas con algunas especias para dar sabor y aromatizar. Es un plato muy variado, y cambia según el lugar donde se prepare, algunas familias pueden variar el tipo de carne y las verduras, así como el modo de cocción.

Escargots

Los escargots son un plato muy solicitado por todo Paris. Se trata simplemente de unos caracoles sancochados y aderezados con ajo. Por lo general, en los restaurantes de prestigio son servidos como platillos de entrada, sin duda alguna es algo que ver en Paris y que comer también.

Confit de pato

Se prepara en todo el territorio francés. Y no sólo en Paris. Este es un preparado a base de pato, dando como resultado un exquisito plato de sabor muy concentrado y una carne de textura fibrosa.

​​Croissant

Un clásico de las películas parisinas, y aunque no lo creas de la Gastronomía de París en general. Bollos de mantequilla preparados de diferentes formas, algunos con rellenos de fruta o chocolate, y otros simplemente listos para ser acompañados con un buen café.

Crepes

Esto sin duda es la especialidad de los dulces parisinos, consiste en finas tortillas de harina de trigo a las que se les puede colocar diferentes rellenos dulces. También hay versiones saladas.
Pain au Chocolat

Conocido en español como un mágico y delicioso pan de chocolate. En países de Europa como España se conoce a este bocadillo como Napolitana, pero si, es de origen francés.

Macarons

Una deliciosa por excelencia. Y se consiguen en casi todos los países de América y Europa. Pero si no has probado los de Paris, no sabes lo que es realmente delicioso. Son conocidos por ser pequeñas galletas coloridas elaboradas con almendra molida, y con una cocción muy específica son el favorito de este conteo de dulces franceses.

Zonas para comer que visitar en París

Es posible encontrar restaurantes y locales de comida para llevar en casi todos los rincones de la hermosa ciudad de Paris, pero si buscas recomendaciones porque estas próximo a viajar y deseas pasar un rato agradable disfrutando de la gastronomía francesa, estas son las zonas más recomendables para que vivas una experiencia inigualable:

El Barrio Latino

El Barrio Latino, conocida por ser la zona  al norte del Panteón. En esta zona puedes encontrar restaurantes nacionales e internacionales con una gran variedad gastronómica. Es uno de esos sitios preferidos para comer si eres viajero. Y lo mejor de todo es que en esta zona los precios son realmente baratos, es uno de los mejores lugares que ver en Paris.

Montmartre

Una zona que ofrece gran variedad de restaurantes de calidad y todo a un muy buen precio. Resulta mucho más acogedor pasear por estas hermosas calles de noche, así que, es el lugar ideal para que sea elegido para una cena.

Lo que debes saber antes de ir a un restaurante en París

Hablemos en primer lugar, del horario general que suelen seguir los restaurantes. Este se comprende entre las 11.30 am a 2.00 pm para el almuerzo y de 7.30 pm a 11.00 pm para la cena, esto es algo que hacer en Paris de noche.

Otra cosa muy importante es que durante los días domingos y lunes suelen permanecer cerrados, pero no te preocupes, sitios para comer en París sobran.

Las propinas se incluyen en la cuenta siempre y suelen ser del 15% del total, sin embargo, nunca esta demás añadir unos cuantos euros para complacer al mesero que hizo tan buena labor, a menos que no estés de acuerdo con la calidad del servicio.

Casi todos los restaurantes también cuentan con un área para fumadores y no fumadores, por lo que, siempre te van a preguntar al entrar en qué zona deseas estar para pasar el rato.

También debemos avisarte que, si vas a consumir en las zonas al aire libre conocidas como “Terrazas” se incrementa un poco el valor de los productos.  Siempre verás un cartel en un lugar visible con el precio de la barra o la terraza por ley. Si quieres ahorrar dinero lo mejor es que consumas en la barra, si eso no te importa, claro.

Para los parisinos también existe la típica costumbre del Happy Hour y este por lo general, es alrededor de las 4 y 6 pm. De hecho podemos decirte que muchos lugares sirven tragos 2×1 o 50% de descuento.

Que visitar en París: ¿Dónde comer bien y barato?

Podemos decir que, París es la capital de la gastronomía en Europa, y aunque comer en esta ciudad no es barato, siempre existirán opciones para todos los gustos, donde obtendremos platos de calidad cocinados a la perfección por los mejores expertos en cocina parisina.

Te podemos mostrar algunos ejemplos de los restaurantes más requeridos por ser buenos y baratos, y si es posible ahorrar algún dinero en Paris sin dejar de disfrutar de los exquisitos platos que tiene para ofrecernos.

Aunque debemos decirte que sus restaurantes siempre van a integrar la lista de los más caros del planeta, pero su nicho es tan amplio y competitivo que las opciones en cuanto a gastronomía de París jamás se van a acabar.

Algunos de los restaurantes más famosos, donde puedes comer bueno y barato en la hermosa ciudad de París son:

  • Croq 2 Dent
  • Nick’s Pizza
  • Mobster Diner
  • American Corner
  • Montmartre
  • La Petáuderie
  • Flunch París
  • LE COUPE GORGE
  • Le Second Empire

Dónde quedarse en parís: Alojamiento

Un abanico de opciones que varían en función de calidad, presupuesto y comodidad ofrece París a sus visitantes, siendo los lugares más conocidos aquellos que se encuentran en las localidades de:

Barrio de Le Marais, considerado como el lugar más Cosmopolitan, sus hoteles más emblemáticos son:

  • Charmant appartement dans le Marais
  • Le Marais - Rambuteau Apartment
  • Charles V
  • Marais - Place des Vosges Apartment
Saint Germain des Prés, es uno de los barrios más elegantes de la capital:

  • Hotel Le Six
  • Hotel Da Vinci & Spa
  • Jardín Le Brea
  • Academie Hotel Saint Germaine
  • Odeon Saint Germine
Torre Eiffel, pasando desde Notre Dame hasta la Torre Eiffel, este es el lugar favorito de más de 7 millones de visitantes al año, los hoteles ideales para alojarse son:

  • Mercure Paris Centre Eiffel Tower Hotel
  • Timhotel Montmartre
  • Malte – Astotel
  • B Montmartre
  • La Maison Favart
Montmartre, el barrio de los bohemios con más encanto para los pintores y entre sus hoteles destacan:

  • París – Oasis
  • Best Western Plus Hôtel Littéraire Marcel Aymé
  • Le Petit Montmartre
  • Montmartre Residence
  • Hôtel des Arts Montmartre
Montparnasse, el lugar de los artistas y bohemios sus principales lugares para alojarse son:

  • Hotel Terminus Montparnasse
  • Timhotel Tour Montparnasse
  • De La Tour
  • Avia Hôtel Saphir Montparnasse
  • Le Nouvel Hôtel du Théâtre
Barrio Latino, es una de las zonas más animadas y concurridas de la ciudad, sus principales lugares de alojamiento son:

  • Le Relais Médicis
  • Paris 5 des murs chargés d'histoire
  • Les Jardins Du Luxembourg
  • Fontaines du Luxembourg
  • Des Carmes
Campos Elíseos y Ópera, se le llama el barrio de La Defensa. Cuenta con un gran atractivo turístico y comercial, es considerado como uno de los principales centros financieros de Europa y sus lugares ideales para alojarse son:

  • Splendide Royal Paris
  • Four Seasons Hotel George V Paris
  • Hotel Plaza Athenee Paris
  • Hôtel Barrière Le Fouquet's
Cada uno de estos hoteles ofrece variedad en el alojamiento hay habitaciones sencillas, dobles, matrimoniales, suites y las consideras especiales. Encontrar un lugar para alojarse cuando vas a visitar Paris es fundamental a la hora de saber cuánto dinero gastarás.

Aquí en el blog, siempre recomendamos Booking.com para hacer las reservas en hotelescomo estos.

Cuando se trata de organizar un viaje es importante considerar el presupuesto los precios de los hoteles en París oscilan desde los US$ 170 hasta los US$ 1000 por noche, siendo el precio promedio de un buen hotel con excelente servicio US$377.
Sin embargo París también ofrece otro tipos de opciones a la hora de alojarse que es la de alquilar aparto-hoteles o pisos durante el tiempo de la estadía en la ciudad, estos lugares ofrecen un servicio completo que permite tener una experiencia residencial parisina.

Como siempre lo decimos en el blog, siempre tu mejor opción para alquilar un apartamento es Airbnb , pues tiene una amplia gama de opciones independientemente de tu presupuesto. 


También se puede encontrar los famosos albergues de la juventud, conocidos por sus ambientes distendidos y de buena convivencia, ideales para familias, grupos o parejas que desean otra forma de experimentar París, sus precios son más económicos y van en función de la selección del tipo de dormitorios comunes, colectivos e individuales, es otra manera de hacer y encontrar que visitar en Paris.


Para quienes disfrutan del aire libre, los campings son una buena opción para aprovechar las maravillas que ofrece París a sus turistas, proporciona un tipo de confort sencillo, ambientalista y de pleno contacto con la naturaleza a un excelente precio.

También es importante considerar la temporada en la que se va a viajar, comprar precios y buscar las mejores ofertas que se adapten a la experiencia de vivir París al máximo.

Igualmente, realiza un calendario donde se establezcan las fechas del viaje; realiza las respectivas reservas de traslado ya sea por aire, mar o tierra, al igual que el lugar de alojamiento con suficiente antelación a los fines de evitar inconvenientes durante la estadía; compra los boletos de traslado en autobús, metro, RER o funicular, ten un itinerario de los lugares que se desean visitar; pero sobre todo prepara tu viaje, ten los documento al día y organiza el presupuesto para disfrutar la experiencia de encontrar que ver en Paris al máximo.

¿Cómo llegar y salir de París?

Llegar por aire

Si decides viajar por aire hay que tomar un  vuelo hasta cualquier de los 2 aeropuertos principales de Francia que son: Charles de Gaulle (CDG) y Orly (ORY). Sin embargo, también se encuentra otra opción adicional que es el aeropuerto localizado en Beauvais que funciona como terminal para aerolíneas como Ryanair o Wizzair.

Una vez que te encuentras en la ciudad de la luz, el amor y la moda deberás salir de los aeropuertos internacionales. París cuenta con varios medios de transporte como lo son: taxis, autobuses, metro y RER entre otras opciones, solo ten en cuenta la mejor opción que se adapte al presupuesto.

Para trasladarse desde el – Charles de Gaulle (CDG), ubicado al noreste de París, se puede tomar el servicio de autobuses que ofrece salidas cada 15 minutos o subirse el tren, ambas opciones culminan su recorrido en la estación Gare du Nord o Châtelet.

En el caso de encontrarse en el París  Orly (ORY) ubicado a 14 kilómetros al sur de la ciudad, también se puede optar por tomar el servicio de autobuses con salidas cada 12 minutos y autocares, los cuales parten desde el Orly Este. En caso de utilizar el RER el mismo tiene una salida desde Denfert-Rocherau.

El aeropuerto de Beauvais Tillé (BVA), se encuentra a unos 80 kilómetros de la capital y para salir de allí el recorrido debe realizarse en tren y tiene una duración aproximada de 1 hora 20 minutos, en el que el turista podrá disfrutar del paisaje, mientras llega a su lugar de destino en París.

En todos los aeropuertos se encuentra disponible un servicio de línea de taxis en el que se puede realizar el recorrido al lugar de destino de forma privada, o través de unas minivans familiares compartidas.

En caso de requerir mayor información sobre vuelos horarios, servicios y aparcamientos ingrese a la web ParisAeroport.fr
​​Vía Marítima: Puertos en París

En caso de querer atracar en el pleno centro París, el Port Arsenal, es el puerto ideal donde podrás llegar en barco. La experiencia de visitar París navegando por el Sena, es uno de los mayores atractivos turísticos que se ofrece a los visitantes que deciden venir al viejo continente.

Otro de los puertos más famosos es Le Havre – París, situado al noreste de Francia, considerado uno de los principales puertos marítimos, por su gran atractivo turístico e historia, es también uno de los destinos favoritos de quienes viajan a través de cruceros.

París cuenta con el segundo puerto fluvial más importante de Europa y se le considera el número 1, aproximadamente más de 5 millones de personas navegan regularmente por sus aguas para disfrutar de sus hermosos paisajes y cultura.

Viajar a Paris en carretera, una opción para los más aventureros

Para aquellas personas con espíritus más libres y aventureros que disfrutan realizar largos recorridos por carretera, París ofrece la posibilidad de llegar en autobús, o bien se puede realizar el corrido con vehículo propio o alquilado. Para este último trayecto es importante contar con un mapa de ruta que permita tomar los mejores caminos para llegar a la capital de Francia, esta modalidad te permite encontrar lugares perfectos que ver en Paris.  

El sistema vial de París está conformado por autopistas como la A13 (noroeste), la A10 (sudoeste), A6 (Alpes), A4 (este), A6 y A7 (Autopista del Sol, recorren el país de Norte a Sur), A40 (Autopista Blanca, Cahamonix y los Alpes), así como carreteras nacionales y departamentales.

Para realizar esta travesía es importante tomar el cuenta el pago de los peajes, los cuales son variables y oscilan en 15 y 60 € dependiendo de las distancias.

Ya sea por aire, agua o tierra, París ofrece a los turistas la oportunidad de explorar sus paisajes, cultura, gastronomía, moda, arte y mucho más, proporcionándoles una experiencia única e inolvidable, propia del viejo continente.

Transporte en París

Rrecorrer los más de 10.500 hectáreas de superficie de París es una verdadera experiencia cultural por que ofrece una amplia variedad de medios de transporte que permiten aprovechar cada calle, barrio o circunscripción brindando un mundo de opciones por descubrir en cada paraje.

Subterráneo

Los medios de transporte parisinos, son conocidos por su alta efectividad y eficiencia, solo el metro con sus 219 Km de extensión y con una velocidad promedio de 20 km/h, logra transportar diariamente a más de 3.9 millones de personas en sus 16 líneas, 300 estaciones y 62 correspondencias, lo que lo hace ideal para llegar a cualquier lugar en la capital.

Tren de cercanías o RER

Para quienes desean trasladarse en el RER, conocido como el Tren de Cercanías y hacer un recorrido de casi 600 kilómetros pueden hacerlo en cualquiera de sus 5 líneas y en sus más de 250 estaciones, las tarifas varían de acuerdo a las zonas A, B, C, D y E a la que se quiera llegar y el tiempo de recorrido es más rápido que el metro si se cuenta con una buena planificación.

Autobús

Otro de los medios típicos de transporte y uno de los más habituales para desplazarse, es el autobús. Posee aproximadamente 60 líneas y otras 40 nocturnas. Una de sus grandes ventajas es la vista que se disfruta durante el trayecto debido a que hay rutas que contemplan recorridos por el muelle del Sena y atraviesan algunos de los barrios históricos más importantes de París. Se recomienda que los billetes sean adquiridos con antelación para evitar el recargo al momento de comprarlos directamente con el conductor.

Taxis

La línea de taxis de París brinda la oportunidad de movilizarse por todo el país, pose 490 paradas y una de sus principales características es que lleva un taxímetro, el cual se activa al momento de ingresar y permite visualizar el tiempo y el importe a cobrar durante la movilización. Este es uno de los medios de transporte más costosos, pero se le considera el más privado.

¿Qué otras opciones ofrece París para movilizarse?

El Funicular de Montmartre, transporta en la actualidad a más de 2 millones de pasajeros por año, fue reconstruido y remodelado por última vez en el año de 1991 y uno de sus atractivos es que no poseen conductor y el recorrido se realiza en aproximadamente en 2 minutos.

Para subir al Funicular de Montmartre se debe adquirir un boleto sencillo conocido como Ticket t+, el mismo debe ser comprado durante el día, ya que en la noche el expendio se encuentra cerrado para el público.

También se puede andar en París en tranvía a través de sus 9 líneas que conectan Saint-Denis con Noisy-le-Sec al norte de la ciudad; la Dèfense con Porte de Versalles al sur de París y que se une con la estación RER Pont du Garigliano y con el metro en Porte d’Ivry.

Y para los que disfrutan hacer ejercicio, París ofrece la oportunidad de recorrer sus calles en bicicleta o en una divertida caminata para explorar otra forma de vivir esta ciudad de una manera saludable y divertida.
¿Necesitas ayuda extra en tu viaje a París o Francia en General?

Recuerda que tenemos más información aquí: 


Y si estás en tu recorrido por Europa, puedes leerte nuestras guías: 


Si tienes una pregunta sobre Francia y que que ver en París, o sobre viajes en generales, déjanos tus preguntas... Y si ya pasaste por allí, dejanos tus comentarios. ¡Feliz viaje!